El valle oscuro -crítica-

Director: Andreas Prochaska                  Año: 2014

Intérpretes: Sam Riley, Paula Beer, Tobias Moretti, Clemens Schick, Helmunt A. Häusler, Martin Leutgeb, Johann Nikolussi, Florian Brückner, Hans-Michael Rehberg

El valle oscuro (1) Web

Invierno en un valle de Europa. Un poblado, aislado en las montañas, vive bajo el dominio de un terrateniente y sus hijos que mandan en el lugar como si fueran señores feudales de la Edad Media. Al pueblo llega un forastero que quiere hacer fotos del lugar. Cuando abona una cantidad de dinero a los hijos del terrateniente, estos le permiten vivir en casa de una viuda y su hija a modo de posada. Comienza entonces esta historia del oeste sin estar en el oeste. Con un montón de tópicos del género que nos suenan y nos recuerdan a otras películas ambientadas en esta fría estación del año (por ejemplo El jinete pálido o la más reciente El renacido). Pero las coincidencias con las otras películas acaban aquí, en esta ocasión no hay peleas, tiros por doquier, persecuciones a caballo o las típicas broncas de taberna, ahora observamos unos hombres y mujeres, pues ambos tienen mucho protagonismo, que viven, luchan y sueñan por unos ideales que están controlados por el cacique.

Pocos diálogos, muy bellos paisajes, rostros que expresan sentimientos y amargura en las personas son las señas de identidad de esta película de Andreas Prochaska que nos va cautivando poco a poco según vamos conociendo las historias de todos los protagonistas, desde el enigmático fotógrafo que intuimos guarda un secreto, hasta el grupo de hermanos que campan a sus anchas por la zona, pasando por la viuda y su hija, de las que también sospechamos que algo les ha ocurrido, hasta la pareja de taberneros que regentan el único bar/tienda de la zona. Todo contado con pinceladas de silencios, con fotografía oscura como las que hace el protagonista y con una lentitud que hace que vivamos muchas escenas con intensidad al compás de un metrónomo (el que usa el fotógrafo para sus exposiciones) como indicándonos el ritmo con el que debemos ver el film.

Correctas actuaciones de todos los protagonistas, resaltando a Sam Riley y Paula Beer en sus roles de fotógrafo e hija de la viuda que hospeda al protagonista, en esta película que acaparó premios en la gala del cine alemán en 2014 y que estuvo nominada a los Oscar® 2015 por Austria.

Película que nos recuerda otras sobre venganza y redención, con toques propios del director que, sin mucha estridencia se cuela en nuestra retina para, con la nieve de nexo de unión, contarnos varias historias que confluyen en una sola, donde el alma de las personas, sus soledades y sus miedos luchan por salir del rincón del alma donde están encerrados.

Acerca de Luis Alberto Jiménez

Me gusta el cine y todo lo relacionado con él. Autor del libro "La discapacidad en el cine en 363 películas". Colaborador de Onda Cero Madrid Norte, con un espacio de "Cultura de Cine" y de la revista "Versión Original" de Cáceres, donde cada mes hablo sobre una película relacionada con un tema que propone la dirección.
Esta entrada fue publicada en Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s