La última apuesta -crítica-

Directores: Anna Boden y Ryan Fleck                         Año: 2015

Intérpretes: Ben Mendelsohn, Ryan Reynolds, Sienna Miller, Yvonne Landry, Alfre Woodard, Jayson Warner Smith, Jane McNeill, P. J. Marshall

High-stakes players Mendelsohn and Reynolds in Mississippi Grind.El mundo del juego ha sido reflejado en el cine en muchas ocasiones, no es un paraíso, más bien es una caída a los infiernos, una obsesión por ganar el juego con el poder retirarse para siempre, pero…, y siempre hay un “pero”, unas veces por avaricia y otras por circunstancias externas no siempre se consigue lo que se busca y la mayoría de las ocasiones “Gana la banca”.

Un perdedor nato Gerry (Ben Mendelson) que se encuentra inmerso en una espiral de perdidas, conoce a Curtis (Ryan Reynolds), la cara opuesta de la moneda –nunca mejor dicho en este mundo-, jugador con suerte, buen jugador y carismático. Gerry ve en Curtis su salvación e intenta convencerle para asistir a Nueva Orleans donde se celebra un torneo de póker, para ganarlo, y con el que pagar las deudas que le agobian.

Así acompañamos a esta pareja de jugadores en su largo camino hacia lo que puede ser la salvación de Gerry. Por el camino vivirán aventuras, todas relacionadas con el juego, que les irán marcando para bien o para mal al tiempo que vamos descubriendo sus personalidades, totalmente opuestas, pero que se complementan como una baraja y el tapete verde donde se juega. Sus ideas sobre las apuestas, la familia, el dinero y las deudas planean por la pantalla para ofrecer al espectador una radiografía de cada jugador en los diferentes escenarios por donde transcurre su particular peregrinaje en busca de las ansiadas ganancias. Tugurios de mala muerte hasta habitaciones de motel de tercera categoría pasando por barcos de lujo o timbas cutres, presentan una ambientación sobrecogedora de la vida de unas personas que no saben vivir de otra manera, ¿o no quieren?, dejando al espectador con una sensación de amor/odio hacia los protagonistas, sobre todo con el fracasado.

Buenas interpretaciones de la pareja protagonista, en especial de Ben Meldenson, que nos hace sufrir con su empeño de ganar, como dice el título del film, “La última apuesta”. Estupenda ambientación de los lugares de juego y demás sitios que rodean este mundo tan desconocido para muchos, pero en el que “viven” miles de personas cada día.

Película sobre las debilidades humanas con un trasfondo duro y ansias de redención.

Acerca de Luis Alberto Jiménez

Me gusta el cine y todo lo relacionado con él. Autor del libro "La discapacidad en el cine en 363 películas". Colaborador de Onda Cero Madrid Norte, con un espacio de "Cultura de Cine" y de la revista "Versión Original" de Cáceres, donde cada mes hablo sobre una película relacionada con un tema que propone la dirección.
Esta entrada fue publicada en Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.