High-Rise -crítica-

Director: Ben Wheatley                Año: 2015

Intérpretes: Tom Hiddleston, Sienna Miller, Jeremy Irons, Luke Evans, Elisabeth Moss, James Purefoy, KeeleyHawes, Reece Shearsmith, Peter Ferdinando, Sienna Guillory

High-Rise WebUn rascacielos de una gran ciudad se convierte en un microcosmos donde puede ocurrir de todo, desde una fiesta continua hasta la venganza más sofisticada. Es como una población encajonada en un edificio que tiene y genera vida propia: supermercado, piscina, viviendas, gimnasio, etc. sin moverse de la manzana en que está enclavado. Pero también, al igual que en cualquier metrópoli, tiene sus clases sociales muy definidas, algo que nunca falta en cualquier sociedad por muy avanzada que sea, lo que conlleva sus envidias, celos, abusos, autoritarismo y desencantos.

Cual Torre de Babel moderna, aunque hablando todos el mismo idioma, las miserias humanas se nos presentan en forma de brutal retrato de egoísmo, de realidad palpable que camina por los largos e intrincados pasillos, escaleras y ascensores de esta urbe tan idílica al principio y tan desasosegadora según transcurre la acción.

El doctor Robert Laing (un excelente Tom Hiddleston) se traslada a su nuevo y flamante apartamento en lo que se considera una urbanización de lujo enclavada en un moderno complejo de pisos. Lo que en un principio era tranquilidad, se va tornando en problemas según va conociendo a sus vecinos: el diseñador del rascacielos (un Jeremy Irons en su línea de saber estar y saber hacer), un productor/actor de documentales en horas bajas (un Luke Evans desmelenado pero sin pasarse) y otros que harán que el doctor se sienta extraño en ese entorno hasta llegar a pensar si ha hecho bien mudándose allí. Con escenas de una sociedad que se destruye en busca de una felicidad que parece inalcanzable, debido a la gran diferencia de clases sociales que habitan en ese edifico de gran altura (literalmente, no como metáfora de opulencia y prosperidad), que nos hacen pensar en el porvenir que nos espera si no arreglamos nuestra sociedad.

El film se basa en la novela del mismo título de J. G. Ballard y fue producida por el propio Jeremy Irons, lo que indica la fe que tenía en el proyecto.

Fábula urbana que nos presenta un edificio con vida propia desde un punto de vista colectivo con un toque de futuro… quien sabe si no muy lejano.

Acerca de Luis Alberto Jiménez

Me gusta el cine y todo lo relacionado con él. Autor del libro "La discapacidad en el cine en 363 películas". Colaborador de Onda Cero Madrid Norte, con un espacio de "Cultura de Cine" y de la revista "Versión Original" de Cáceres, donde cada mes hablo sobre una película relacionada con un tema que propone la dirección.
Esta entrada fue publicada en Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s