Resort Paraíso -crítica-

Resort Paraíso (3)

Director: Enrique García

Intérpretes: Rafa Castillo-Romero, Héctor Medina, Virginia De Morata, Paula Meliveo, Noelia Galdeano, Nora Aguirre, Aníbal Soto, Miguel Guardiola

Año: 2017   Distribuye: Seven Films

Una gran superficie desierta siempre es un buen punto de partida para un thriller. En este caso no iba a ser menos. Esta vez tenemos un hotel que va a cerrar en invierno. Ahí se esconde Eva, empleada del resort y Pablo, su pareja, porque no tienen casa. Pronto son descubiertos por Saúl, uno de los vigilantes de seguridad, que convierte el recinto en una jaula, donde sus presas son ellos.

Con la premisa anterior el director, Enrique García afronta su segundo largometraje por los caminos del thriller, con un suspense que avanza, poco a poco, según se desarrolla la acción. El comienzo de la película, trágico por una circunstancia, marca a Pablo (Rafa Castillo-Romero) en su vida. Eva (Virginia De Morata), toma la decisión de pasar el invierno en el hotel, para lo cual planea todo minuciosamente.

A partir de entonces, los acontecimientos de precipitan, el vigilante (Héctor Medina) comienza un peligroso juego con la pareja que irá minando, tanto la relación entre Pablo y Eva como con el guarda de seguridad, desembocando en una situación dramática y sorpresiva que el espectador no espera.

Con muy buena definición de los caracteres de los tres protagonistas, desde Pablo (atormentado y taciturno), hasta Eva (decidida y valiente), pasando por Saúl (sádico y sin escrúpulos), nos adentramos en los pasillos, habitaciones y salones de ese gran escenario desierto en el que se representa una historia dura, tensa y, a veces, claustrofóbica. Todo debido a un guion bien elaborado, con algunos giros originales y sorpresivos, que mantiene el interés del espectador sin desvelar claramente lo que va a pasar.

De los tres protagonistas creo que los que mejor desempeñan su papel son Virginia De Morata y Héctor Medina, Eva y el vigilante respectivamente, entrando en sus papeles desde el primer momento para llevar el peso del relato de manera creíble y eficaz.

En suma, película correcta y bien hecha, que demuestra hasta donde son capaces de llegar las personas cuando se ven abocadas a situaciones límite, con una disección de las personalidades de los tres protagonistas eficaz y convincente, que nos hace evocar algún otro film que se desarrolla en lugares solitarios, grandes y con pocos personajes.

Acerca de Luis Alberto Jiménez

Me gusta el cine y todo lo relacionado con él. Autor del libro "La discapacidad en el cine en 363 películas". Colaborador de Onda Cero Madrid Norte, con un espacio de "Cultura de Cine" y de la revista "Versión Original" de Cáceres, donde cada mes hablo sobre una película relacionada con un tema que propone la dirección.
Esta entrada fue publicada en Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.