Parada en el infierno -crítica-

Director: Víctor Matellano                Año: 2016

Intérpretes: Tania Watson, Veki Velilla, Pablo Scola, Nadia de Santiago, Guillermo Montesinos, Ramón Langa, Enzo G. Castellari, Manuel Bandera, Antonio Mayans

Parada en el infierno

Antes de comenzar, tengo que decir que todo lo que voy a escribir está condicionado por una circunstancia: cualquier película rodada en Colmenar Viejo ya me tiene ganado de antemano.

El director, Víctor Matellano, hace un homenaje al cine que se rodó en esta localidad, de la que él y yo somos vecinos, para presentarnos una historia ambientada en el oeste en la que dos hombres regentan una parada de diligencias perdida en mitad del campo, un lugar en el que nadie tiene intención de permanecer mucho tiempo. Pero la visita inesperada de un hombre al que todos llaman El Coronel, una persona regida únicamente por su propia ley, altera su tranquila existencia hasta llevarlos al límite.

Con una buena ambientación, Víctor nos va presentando los personajes poco a poco, les va juntando en ese lugar perdido y árido para desarrollar una historia dura, fuerte y violenta que no gustará a todos los espectadores, pero que a los que les guste los films estilo “tarantinianos” les puede encantar.

Con un comienzo impactante, al más puro estilo del western, nos adentramos en la mente de cada protagonista, descubrimos sus ilusiones, sus pasiones y sus verdaderas intenciones cada vez que El Coronel, ejemplo de sadismo y maldad humana, se cruza en la vida de cada persona, hombre o mujer, que van recalando en la parada de diligencias.

La tensión se mantiene en cada escena, en algunas más que en otras, mientras avanza hacia un final que, según progresa la acción, se hace más impactante para quien ve la película. La actuación de los intérpretes es correcta, todos rinden homenaje al cine del oeste con sus guiños y situaciones bien guiadas por el director que, en alguna escena, nos recuerdan a alguna película famosa de este género, aunque los que conocemos al director, sabemos que pondrá su toque hemoglobínico en el transcurso del metraje.

En suma, película que nos traslada al lejano oeste para vivir una historia de venganza, violencia y supervivencia, con un argumento original, pese a que parece que alguna parte ya la hemos visto antes, y unos actores y actrices (algunos muy conocidos) que encajan en el puzle que vemos en la pantalla para descubrirnos los secretos más íntimos de los protagonistas, sin olvidar una música bien acoplada en la trama (con una canción magnífica en los títulos de crédito finales).

Acerca de Luis Alberto Jiménez

Me gusta el cine y todo lo relacionado con él. Autor del libro "La discapacidad en el cine en 363 películas". Colaborador de Onda Cero Madrid Norte, con un espacio de "Cultura de Cine" y de la revista "Versión Original" de Cáceres, donde cada mes hablo sobre una película relacionada con un tema que propone la dirección.
Esta entrada fue publicada en Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s