Selfie -crítica-

SelfieDirector: Víctor García León

Año: 2017

Intérpretes: Santiago Alverú, Macarena Sanz, Javier Carramiñana, Pepe Ocio, Alicia Rubio, Clara Alvarado

La política siempre ha dado buen juego para hacer películas, pero no sólo por la parte más o menos “agradable” de los que trabajan para y por los ciudadanos, también ha servido como muestra de lo que no se debe hacer cuando alguien llega a tan ansiado puesto y busca su propio beneficio. En esta ocasión, el director toma un caso ficticio que, por lo que vemos en la prensa cada día, parece sacado de la vida real para ofrecer una divertida y por momentos patética radiografía de la sociedad actual.

El argumento gira a un ministro del gobierno al que acaba de detener la policía, imputado por corrupción, malversación de fondos públicos, blanqueo de capitales y otros dieciocho delitos económicos. Su hijo Bosco, un joven que lleva una existencia de lujo y sin preocupaciones, debe replantearse su vida al ser expulsado del chalet de lujo en La Moraleja, pasando a convertirse en un “okupa” en una casa del barrio de Lavapiés. Debiendo ganarse la vida de una forma que nunca hubiera imaginado: trabajar como monitor de un Centro  Especial de Empleo con chicos y chicas con alguna discapacidad.

La película grabada como un falso documental, busca la complicidad del espectador en las andanzas del protagonista, ya que Bosco se dirige al patio de butacas para comentar lo que le ocurre en cada momento. Asistimos al cambio tanto anímico como personal de una persona que tras tener todo lo mejor y sin ninguna preocupación, debe adaptarse a una nueva vida donde nada es fácil, todo se debe luchar y las situaciones sentimentales no son del color de rosa que creía antes.

La aparición de una chica ciega, trabajadora social de un Centro Especial de Empleo, y de uno de los habitantes de la casa “Okupada” (seguidor de Podemos), hacen que nuestro protagonista descubra una realidad que no sabía que existía, las discusiones, cambio de impresiones e incluso el coqueteo con la trabajadora social, suponen para él una nueva puerta a la realidad actual en la que se encuentra inmerso.

Retrato fresco de la realidad actual, pese que refleja una parte negativa de la sociedad en que vivimos, que Víctor García León sabe hacernos ver a través de una comedia agridulce (más agria que dulce) que nos descubre de qué manera cambia la vida de las personas cuando deben salir del confort y de una rutina diaria sin problemas, para descubrir un mundo nuevo para el que muchas veces no están preparados.

Acerca de Luis Alberto Jiménez

Me gusta el cine y todo lo relacionado con él. Autor del libro "La discapacidad en el cine en 363 películas". Colaborador de Onda Cero Madrid Norte, con un espacio de "Cultura de Cine" y de la revista "Versión Original" de Cáceres, donde cada mes hablo sobre una película relacionada con un tema que propone la dirección.
Esta entrada fue publicada en Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s