Acuarela -crítica-

Dirección: Silvio Soldini

Intérpretes: Valeria Golino, Adriano Giannini, Arianna Scommegna, Anna Ferzetti, Laura Adriani, Andrea Pennachi, Beniamino Marcone

Año: 2017

Distribuye: Surtsey Films       

Las películas que reflejan alguna discapacidad en la pantalla siempre tienen la espada de Damocles sobre ellas. Hay una línea muy delgada entre lo real y lo grotesco. Hay que tener mucha “mano izquierda” para, por un lado, presentar la historia lo más fiel posible a la realidad y, por otro, no caer en la tentación de dar pena al espectador. En esta ocasión, hay que felicitar al director por lo acertado de su puesta en escena al presentarnos esta historia de amor y desamor.

El argumento nos habla de Emma (Valeria Golino) que perdió la vista siendo muy joven, pero aún recuerda los colores de las cosas. Es una osteópata en Roma que ofrece a sus pacientes una nueva perspectiva sobre su cuerpo y ha luchado siempre para tener una vida realizada y plena. Un día conoce a Teo (Adriano Giannini), un carismático publicista y mujeriego que vive la vida al máximo. La relación entre ellos está plagada de alegrías y tristezas.

A través de una entrada y una salida de la película en negro, donde sólo oímos la voz de los distintos protagonistas, para empezar a identificarnos con la protagonista, al principio, y para descubrir el desenlace, al final, iniciamos un viaje junto a Emma (una magnífica y creíble Valeria Golino) en su afán de vivir, salir adelante y disfrutar de la vida, de manera plena, pese asu falta de visión. El encuentro con Teo (un sobrio y seguro Adriano Giannini) provoca en ambos reacciones opuestas, en ella se atisba una luz en su oscuridad al creer que ha podido encontrar su alma gemela, en él produce sentimientos encontrados, desde una marca más en su lista de conquistas, a la sensación de que esa mujer es muy especial pese a su discapacidad.

Ambos viven intensamente sus momentos, se complementan cuando están juntos y se convierten en apoyo mutuo a la hora de abrir sus corazones. Todo mostrado con gran delicadeza por el director que, en otra muestra más de su guiño al espectador, ofrece varias escenas (desde el punto de vista de la protagonista) desenfocando el encuadre para que tan sólo aparezca nítida la cara de Emma, mientras realiza diferentes actividades. Muy logradas.   

Los protagonistas confieren verosimilitud a esta historia donde la comedia, el drama y las emociones se entrecruzan varias veces para descubrirnos las ilusiones, las realidades y las crisis de dos personas que quieren encontrar en el otro el complemento perfecto para su vida. Valeria Golino me sorprendió gratamente al representar un papel difícil (como cualquiera que refleje una discapacidad), pues no está sobreactuada y se mueve y comporta como una persona que le falta la vista, sin despertar compasión al espectador.

Película dulce (con un pequeño toque amargo), emotiva (sin ser melodrama) y con mensaje (sin ser una moralina), que nos cautiva de principio a fin, mientras nos demuestra que la discapacidad no es un obstáculo para ser felices, realizarse y lograr unas metas.

Acerca de Luis Alberto Jiménez

Me gusta el cine y todo lo relacionado con él. Autor del libro "La discapacidad en el cine en 363 películas". Colaborador de Onda Cero Madrid Norte, con un espacio de "Cultura de Cine" y de la revista "Versión Original" de Cáceres, donde cada mes hablo sobre una película relacionada con un tema que propone la dirección.
Esta entrada fue publicada en Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.