Anomalous -crítica-

Director: Hugo Stuven                 Año: 2016

Intérpretes: Lluís Homar, Christy Escobar, Edgar Fox, Ben Temple, Adria Arjona, Julio Perillán, Jeff Solomon, Gonzalo Bouza

El thriller es un género que tiene muchos adeptos, las películas sobre temas sobrenaturales no se quedan a la zaga en cuanto a número de seguidores, por lo que si juntamos ambos géneros, el éxito está asegurado.

Eso es lo que ha hecho el cineasta Hugo Stuven (hijo del famoso realizador de televisión del igual nombre y apellido) para hacer su debut en la dirección de largometrajes. Pero la sola unión de géneros no garantiza, por sí solo, el triunfo en taquilla. Aunque en esta ocasión, Anomalous no defraudará a los muchos seguidores que vayan a ver la película. Ya que Stuven nos envuelve con una atmósfera de misterio y suspense que crea en el espectador esa inquietud que debemos tener cuando asistimos al cine para verla.

El film cuenta la historia de David (Edgar Fox), un joven esquizofrénico que notaba una presencia extraña que era incapaz de definir. Un día, aparece muerto en la bañera de su casa de forma terrible. David se grabó en vídeo durante una semana por indicación de su psiquiatra (Lluís Homar)  Ahora, una misteriosa agente del FBI (Christy Escobar) intentará demostrar, frente al psiquiatra del joven, que lo que sucedía a su paciente podía no ser todo frruto de su imaginación alterada.

Con ambientes, unas veces cargados de tensión y otras más relajados, presenciamos los interrogatorios al psiquiatra por parte de la policía y vemos en primera persona las grabaciones de la cámara de David, para ir descubriendo, al tiempo que los policías, lo que pudo ocurrir en ese fatídico momento de la muerte del joven. Aquí el director nos lleva por el camino que desea, nos va ofreciendo, en pequeñas dosis, detalles, miradas, datos e imágenes que el espectador debe procesar para ir sacando sus conclusiones, como si fuera un investigador más del suceso, siempre con la tensión a flor de piel y poniéndose, por momentos, en el rol de David.

anomalous-webCon rodaje en Barcelona y Nueva York, la película ha sido realizada con sobriedad y con buen oficio por un director que ha sabido dirigir a los actores, sacando todo su potencial interpretativo. En especial quisiera resaltar a Lluís Homar y Christy Escobar, soberbios en sus papeles de psiquiatra y policía respectivamente que, en las escenas del interrogatorio en la comisaría, tienen un tour de force que transmiten al espectador con una intensidad y realismo que nos dejan impactados.

Película en la que la intriga atrapa al espectador desde el principio, que nos habla de la culpabilidad de las personas, de cómo una enfermedad puede incidir en la vida de cualquier ser humano y que nos plantea preguntas para que nosotros descubramos las respuestas.

Acerca de Luis Alberto Jiménez

Me gusta el cine y todo lo relacionado con él. Autor del libro "La discapacidad en el cine en 363 películas". Colaborador de Onda Cero Madrid Norte, con un espacio de "Cultura de Cine" y de la revista "Versión Original" de Cáceres, donde cada mes hablo sobre una película relacionada con un tema que propone la dirección.
Esta entrada fue publicada en Críticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s